La garcinia cambogia es una planta tan rica que también posee un efecto sobre la serotonina, aumentando significativamente la disposición del cerebro, cosa que significa que, si se ingiere una hora antes de las comidas principales, proporcionará al organismo una sensación de saciedad que evitará la ingesta excesiva de alimentos; esto es fundamental para las personas que se encuentran en regímenes de adelgazamiento en los que tienen que controlar el peso y las calorías que consuman.